La caída del cabello puede ser un fenómeno fisiológico normal en determinadas épocas del año, pero podemos limitarla con algunos trucos. Veamos las causas y los remedios para cuidar nuestro cabello y fortalecerlo.

La caída del cabello es un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo, afectando no sólo a la apariencia, sino también a la confianza en uno mismo. 

Este fenómeno puede deberse a diversos factores, como la predisposición genética, los desequilibrios hormonales, el estrés, los malos hábitos alimentarios y los problemas de salud en general. El pelo no sólo se cae por la edad o por factores genéticos, muy a menudo hay épocas de mayor caída debido a las condiciones ambientales o al estado psicoemocional en que uno se encuentra.

¿Cómo frenar la caída del cabello? Desde la medicina tradicional hasta las prácticas holísticas, examinaremos una serie de tratamientos destinados a estimular el crecimiento del cabello y mejorar su salud. 

Desde masajes en el cuero cabelludo hasta aceites esenciales beneficiosos, ofreceremos consejos prácticos para incorporar hábitos diarios que pueden marcar la diferencia. También exploraremos opciones más avanzadas, como las terapias con láser y los tratamientos médicos, para quienes buscan soluciones más específicas y concretas.

Independientemente de la causa de la caída del cabello, le proporcionaremos una guía completa para comprender el problema, explorar soluciones naturales y evaluar tratamientos más avanzados para recuperar un cabello sano y fuerte.

Causas de la caída del pelo

¿Por qué se cae el pelo? Identificar el factor desencadenante en cada caso marca la diferencia en el éxito del tratamiento elegido. La caída del cabello es un fenómeno complejo en el que influyen una serie de factores específicos que pueden variar entre hombres y mujeres. 

Veamos cuáles son las similitudes y las diferencias entre las causas de la caída del cabello.

Caída del pelo en los hombres

¿Qué provoca la caída del cabello en los hombres? Puede atribuirse principalmente a factores genéticos, hormonales y de estilo de vida. 

La causa más común es la herencia, en particular la sensibilidad de los folículos pilosos a las hormonas androgénicas. La enfermedad conocida como alopecia androgenética, o calvicie común, se caracteriza por una miniaturización progresiva del cabello, que se vuelve más fino y corto con el tiempo. Las hormonas masculinas, como la testosterona, desempeñan un papel clave en este proceso.

Otras causas de la caída del cabello en los hombres pueden ser los desequilibrios hormonales, como un exceso de dihidrotestosterona (DHT), que puede dañar los folículos pilosos. 

Los problemas generales de salud, el estrés y los malos hábitos alimentarios también pueden contribuir a la caída del cabello. 

caduta dei capelli nell'uomo

Caída del pelo en las mujeres

Pero para una mujer, cuando se cae demasiado pelo, ¿qué significa? La caída del cabello en las mujeres puede deberse a una amplia gama de factores. 

Una de las principales razones es la predisposición genética, aunque la manifestación de la caída del cabello en las mujeres suele ser diferente a la de los hombres. La alopecia androgenética femenina puede provocar un adelgazamiento del cabello en zonas específicas de la cabeza.

Los cambios hormonales relacionados con el embarazo, el parto, la menopausia o trastornos hormonales como el síndrome de ovario poliquístico también pueden contribuir a la caída del cabello. La producción excesiva de hormonas andrógenas puede afectar negativamente a los folículos pilosos.

Otras causas son las deficiencias nutricionales, una dieta desequilibrada, el estrés emocional, las enfermedades autoinmunes y los tratamientos médicos como la quimioterapia. 

El uso de productos agresivos para el cuidado del cabello o una manipulación excesiva (peinados tirantes, planchas, etc.) también pueden contribuir a la sequedad y fragilidad del cabello. Por eso es importante elegir siempre productos naturales y métodos no invasivos. 

Productos y tratamientos para contrarrestar la caída del pelo

Combatir la caída del cabello requiere un enfoque holístico que implique una combinación de productos y tratamientos específicos. Todo lo que elijas para cuidar tu cabello y tu persona en general debe elegirse con cuidado y con un objetivo claro en mente: tu salud. 

Desde el uso de productos tópicos hasta remedios naturales, veremos a continuación diversas opciones que pueden ayudar a fortalecer tu cabello y estimular su crecimiento.

Descubriremos cómo la aplicación de soluciones basadas en ingredientes específicos puede tener efectos positivos sobre el cuero cabelludo. Al mismo tiempo, examinaremos la eficacia de los tratamientos holísticos, incluidos los masajes del cuero cabelludo y los aceites esenciales, que favorecen la circulación sanguínea y nutren los folículos. 

También exploraremos la opción de complementar la dieta con nutrientes esenciales que favorezcan la salud del cabello.

Tratamientos anti-caída

Existen varios tratamientos contra la caída del cabello, cada uno diseñado para abordar causas subyacentes específicas del problema. Entre los tratamientos convencionales, a menudo se recomiendan fármacos como el minoxidil para estimular el crecimiento del cabello. Aplicado directamente sobre el cuero cabelludo, el minoxidil puede aumentar el flujo sanguíneo a los folículos pilosos, prolongar la fase de crecimiento y fortalecer el cabello existente.

Otro enfoque es el uso de champús o lociones que contengan ketoconazol, un antifúngico que puede mejorar la salud del cuero cabelludo y reducir la inflamación, ayudando así a prevenir la caída del cabello.

Si buscas tratamientos más avanzados para la caída grave e intensa del cabello, la terapia láser de baja intensidad (TLBI) es una opción que puede estimular los folículos pilosos mediante la luz. Existen tratamientos más invasivos, como el trasplante capilar, si deseas resultados permanentes y a largo plazo.

Paralelamente, cada vez más personas adoptan enfoques naturales como el uso de aceites esenciales que pueden incorporarse al régimen de cuidado capilar para favorecer el crecimiento y mejorar la salud del cuero cabelludo. 

Los masajes en el cuero cabelludo y las prácticas de control del estrés también se consideran tratamientos complementarios. Como hemos mencionado antes, la caída del cabello debe tratarse de forma holística, es decir, no con una única solución, sino con varios cambios combinados. 

Por supuesto, la eficacia de estos tratamientos puede variar de una persona a otra. Si desea un diagnóstico más preciso, puede ponerse en contacto con un especialista que analice su tipo de cabello y determine qué tratamiento es el más adecuado en su caso particular. 

caduta dei capelli - cause e rimedi

Productos naturales

Integrar productos naturales en su rutina de cuidado capilar puede ser una forma suave y eficaz de hacer frente a la caída del cabello. 

Aquí tienes algunos tipos de productos naturales que puedes incluir en tu rutina:

  • Champú suave: para el lavado, elige un champú con ingredientes naturales como el aloe vera, el té verde o el aceite esencial de menta, especialmente formulados para frenar la caída del cabello; 
  • Acondicionador natural: a base de hierbas o con ingredientes como el pantenol, puede mejorar el brillo y la manejabilidad del cabello;
  • Mascarilla nutritiva: con ingredientes naturales como la miel, los huevos o el yogur para fortalecer el cabello, 
  • Aceites esenciales: se recomiendan el aceite de romero, que estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y favorece el crecimiento del cabello, el aceite de lavanda, con propiedades antiinflamatorias, o el aceite de CBD, también antiinflamatorio, pero además calmante y nutritivo.

Llegados a este punto, desaconsejamos comprar productos industriales baratos y agresivos, que suelen ser la causa más común de los cabellos dañados. En su lugar, puedes sustituirlos por productos naturales curativos y nutritivos, y puede que descubras poderosos principios activos que desconocías.

Remedios naturales

Los productos naturales que hemos visto hasta ahora son los que deberías adoptar para limpiar tu cabello en lugar de los más químicos.  

Llegados a este punto, veamos algunos remedios «de la abuela» para seguir intentando frenar la caída del cabello. Son trucos a los que puedes recurrir cuando el problema no es demasiado grave o está limitado en el tiempo, como por ejemplo si estás estresada por un evento o ensayo de algún tipo. 

Aquí tienes algunos remedios útiles:

  • Masaje del cuero cabelludo: estimular el cuero cabelludo mediante masajes puede mejorar la circulación sanguínea, favoreciendo así la salud de los folículos;
  • Aloe vera: tiene propiedades calmantes y puede aplicarse directamente sobre el cuero cabelludo para nutrirlo;
  • Cebolla: el zumo de cebolla contiene azufre, que puede favorecer la producción de colágeno, importante para el crecimiento del cabello; puedes aplicarlo sobre el cuero cabelludo y dejarlo actuar poco tiempo antes de lavarte el pelo;
  • Manzanilla: tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes, un enjuague con té de manzanilla puede ser útil para calmar el cuero cabelludo;
  • Té verde: es rico en antioxidantes que pueden ayudar a mantener sano el cuero cabelludo, puedes utilizarlo como enjuague después del champú;
  • Manzana negra: es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales, y se utiliza cada vez más en tratamientos capilares; 
  • Gel de linaza: la linaza contiene ácidos grasos omega-3 que pueden contribuir a la salud del cuero cabelludo;
  • Dieta adecuada: mantener una dieta equilibrada rica en nutrientes, como hierro, proteínas, vitaminas y minerales, es esencial para la salud general del cabello.

Trivialmente, los remedios naturales pueden ser cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo al aire libre, hacer ejercicio, reducir el estrés con meditación o una actividad relajante aportan bienestar al cuerpo y, en consecuencia, también al cabello. 

Suplementos alimenticios

¿Qué hacer en caso de caída excesiva del cabello? Los suplementos dietéticos pueden ser útiles para contrarrestarla, ya que te aportan en las dosis adecuadas aquellos nutrientes que no puedes complementar totalmente con tu dieta. 

A continuación enumeramos algunos suplementos que se han asociado a la promoción de un cabello sano:

  • Biotina (vitamina B7): se sabe que desempeña un papel clave en la salud del cabello, la piel y las uñas; puede tomarse en forma de suplemento o a través de alimentos como huevos, frutos secos y carnes magras;
  • Vitamina D: la deficiencia de vitamina D se ha relacionado con la caída del cabello; tomar suplementos de vitamina D puede ser beneficioso, sobre todo para quienes viven en zonas con poca exposición al sol; entre los alimentos ricos en vitamina D se encuentran el pescado azul, la leche enriquecida y los huevos.
  • Hierro: se recomienda entre los remedios para la caída del cabello en las mujeres; 
  • Zinc: interviene en el crecimiento y reparación de los tejidos, incluido el cabello;
  • Vitamina E: es un antioxidante que puede ayudar a mantener un cuero cabelludo sano; alimentos como los frutos secos, las semillas y las verduras de hoja verde son fuentes naturales de vitamina E;
  • Omega-3: los ácidos grasos omega-3, presentes en el pescado, las semillas de lino y el aceite de pescado, también pueden tomarse como suplementos; 
  • Colágeno: es esencial para la estructura del cabello. 

Ten en cuenta que los suplementos por sí solos pueden no resolver el problema de la caída del cabello y deben formar parte de un enfoque más amplio que incluya una dieta equilibrada y otras estrategias de cuidado del cabello ya mencionadas.

¿Se puede prevenir o parar la caída del cabello?

Además de todos los consejos que te hemos dado hasta ahora, como una dieta equilibrada, el control del estrés, el uso de productos naturales, pequeños remedios para aplicar a diario y suplementos, hay otro producto que puedes tener en cuenta. 

El metilsulfonilmetano, abreviado como MSM, es un compuesto orgánico que contiene azufre y que cada vez se recomienda más para prevenir y frenar la caída del cabello. El MSM está presente de forma natural en algunos alimentos, como la fruta, la verdura, la carne y el pescado, y también está disponible como suplemento dietético.

El principal papel del MSM en la salud capilar se atribuye a su aporte de azufre. Como hemos dicho, el azufre es un elemento crucial presente en la estructura del cabello, la piel y las uñas. Contribuye a la formación de enlaces disulfuro entre las proteínas de queratina, que son cruciales para la fuerza y la integridad del cabello.

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta es Sí, con un enfoque holístico que abarque diferentes aspectos de su vida puede tanto tratar una caída de cabello existente como prevenir una futura. 

¿Cuándo es necesario consultar a un especialista?

Debes consultar a un especialista en caída del cabello cuando se den las siguientes situaciones:

  • Caída significativa y repentina del cabello: puede ser un signo de un problema subyacente que requiere atención profesional;
  • Pérdida de cabello persistente: si la pérdida de cabello persiste durante un periodo prolongado sin mejoría;
  • Caída difusa del cabello en todo el cuero cabelludo: puede ser indicativa de afecciones como la alopecia areata u otros problemas de salud;
  • Cambio en la estructura del cabello o del cuero cabelludo: si notas cambios significativos en la estructura del cabello, como un pelo más fino o un cambio en el cuero cabelludo, un especialista puede realizar un examen exhaustivo;
  • Antecedentes familiares de calvicie: si tienes antecedentes familiares de calvicie;
  • Presencia de otros síntomas: como cambios en la piel, las uñas o síntomas sistémicos;
  • Situaciones de estrés emocional: si la caída del cabello está asociada a situaciones de estrés emocional, debe resolver las causas subyacentes junto con un experto. 

El mejor especialista para tratar la caída del cabello es un dermatólogo o tricólogo, que es un médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del cuero cabelludo y el cabello. 

Cómo cuidar tu cabello con un estilo de vida saludable

Cuidar el cabello es una parte importante de un estilo de vida saludable. Te resumimos 10 buenos hábitos para la salud de tu cabello y más allá:

  1. Dieta equilibrada: asegúrate de seguir una dieta equilibrada rica en todos los nutrientes mencionados anteriormente; 
  2. Hidratación: beber suficiente agua es esencial para mantener hidratados tanto el cuerpo como el cabello, ya que el agua ayuda a mantener la estructura y elasticidad del cabello;
  3. Cuidado del cuero cabelludo: mantén el cuero cabelludo limpio lavándote el pelo regularmente con un champú suave, utiliza productos adecuados para tu tipo de cabello y procura no excederte con el champú para evitar eliminar los aceites naturales;
  4. Acondicionador y mascarillas: utiliza un buen acondicionador o tratamiento acondicionador para hidratar el cabello y hacerlo más manejable, también puedes considerar el uso de mascarillas capilares hidratantes una o dos veces por semana;
  5. Evita el calor excesivo: limita el uso de herramientas térmicas como secadores, planchas y rizadores;
  6. Recorte regular: ayuda a eliminar las puntas abiertas y a mantener la forma y la salud general del cabello;
  7. Protección solar: protege su pelo del sol con sombreros o pañuelos;
  8. Evitar fumar en exceso: fumar puede afectar negativamente a la salud de su cabello, contribuyendo a la pérdida de brillo y a la sequedad;
  9. Ejercicio: ayuda a mejorar la circulación sanguínea, que transporta oxígeno y nutrientes al cabello;
  10. Elección de productos: asegúrese de que los productos son adecuados para su tipo de cabello y no contienen ingredientes nocivos, sino sólo nutrientes naturales.

Si sigues estos consejos, podrás mantener tu pelo sano y bonito a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados