Infusión de CBD Jengibre y Limón

(0 valoraciones de clientes)

12.99

La infusión de jengibre y limón es una bebida caliente de aroma intenso y sabor fresco y especiado. Preparada con raíz de jengibre fresco y ralladura de limón ecológico, es una excelente fuente de vitamina C y antioxidantes. Gracias a las propiedades antiinflamatorias y antibacterianas del jengibre, esta infusión puede ayudar a combatir los resfriados y la gripe, pero también a mejorar la digestión y reducir la hinchazón abdominal. La presencia de ácido cítrico en el limón, por su parte, ayuda a depurar el organismo y regular el pH. Una infusión perfecta para disfrutar durante los meses más fríos o en cualquier momento del día para regalarse un tiempo de relajación y bienestar.

Saludable y equilibrada
100% vegana
Contiene aproxim. 10% de CBD

Consegna prevista: viernes 1 marzo

Descripción

La infusión de jengibre y limón es una bebida muy popular por sus numerosos beneficios para la salud. Esta bebida se ha utilizado en la medicina tradicional durante siglos, y los estudios modernos han demostrado que puede ayudar a mejorar la digestión, el sistema inmunológico e incluso el metabolismo.

Beneficios para la digestión

La infusión de jengibre y limón es un remedio natural eficaz para problemas digestivos como náuseas, vómitos y dolor de estómago. El jengibre contiene compuestos como el gingerol y el shogaol que ayudan a reducir la inflamación y calmar el tracto gastrointestinal. Además, el jengibre puede estimular la producción de bilis y aumentar la motilidad intestinal, ayudando así a prevenir el estreñimiento.

El limón, por su parte, contiene ácido cítrico que estimula la producción de enzimas digestivas. Además, la vitamina C presente en los limones puede mejorar la salud del sistema inmunológico y reducir la inflamación. El limón también es un diurético natural, que ayuda a eliminar toxinas y  desechos a través de la orina.

Beneficios para el sistema inmunológico

La infusión de jengibre y limón puede ayudar a reforzar el sistema inmunológico gracias a las propiedades antibacterianas y antioxidantes presentes en ambos ingredientes.

El jengibre contiene gingerol y shogaol, dos compuestos con propiedades antimicrobianas que ayudan a combatir las infecciones bacterianas. Además, el jengibre contiene antioxidantes que previenen el daño celular causado por los radicales libres.

El limón, por su parte, es rico en vitamina C, un antioxidante que puede ayudar a proteger las células de los daños causados por los radicales libres. La vitamina C también ayuda a mejorar la salud del sistema inmunológico al aumentar la producción de glóbulos blancos que combaten las infecciones.

Beneficios para la pérdida de peso

La infusión de jengibre y limón también puede ayudarte a perder peso gracias a las propiedades adelgazantes de ambos ingredientes.

El jengibre reduce el apetito y aumenta la sensación de saciedad. Además, el jengibre puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la salud metabólica, aumentando la capacidad del organismo para quemar calorías y grasas.

El limón, por su parte, contiene pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir el apetito y ralentizar la absorción de hidratos de carbono. Además, el limón contiene ácido cítrico, que ayuda a aumentar el metabolismo y quemar grasa.

Cómo preparar una infusión perfecta

Pero, ¿cómo preparar una infusión perfecta que mantenga a la perfección todas las propiedades organolépticas y los aromas de la infusión que hemos elegido? ¡Descubrámoslo juntos!

Cómo preparar nuestra infusión con agua caliente

Para preparar una infusión caliente, sigue estos sencillos pasos:

  • Llenar el infusor con nuestra infusión;
  • Introducir el infusor en la tetera o taza elegida;
  • Hervir agua en un hervidor o cazo;
  • Verter el agua hirviendo en el recipiente donde se ha colocado el infusor;
  • Cubrirlo con una tapa o un paño y esperar unos diez minutos;
  • Retirar el infusor, dejar enfriar ligeramente y consumir la bebida resultante.

La mejor manera de conservar una infusión caliente

Hay que tener en cuenta que las infusiones calientes deben consumirse inmediatamente después de la extracción, ya que, al enfriarse, se desencadena un proceso de oxidación que provocará la pérdida de muchas de las propiedades organolépticas y aromas que contienen estas infusiones.

Uno de los mejores métodos para conservar todas las propiedades de nuestra infusión caliente es, sin duda, un termo.

Si no tienes un termo, también puedes utilizar una tetera equipada con un calentador.

Cómo preparar una infusión fría

Cuando llega el calor, nadie nos prohíbe disfrutar de una infusión fría, porque admitámoslo, además de su fresco aroma, también tiene propiedades para calmar la sed y es sin duda más saludable que muchas bebidas industriales azucaradas.

Para preparar una infusión fría, necesitamos utilizar el método Cold Brew, solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Llenar el infusor con la infusión elegida;
  • Llenar una jarra o una botella con agua fría o a temperatura ambiente;
  • Colocar el infusor en la jarra o botella y cubrirla con un paño o una tapa;
  • Dejar reposar la mezcla en el refrigerador de tres a seis horas;
  • Retirar el infusor y conservarlo en el refrigerador hasta el momento de servir.

La infusión puede conservarse en el refrigerador hasta siete días y conservará todas las propiedades beneficiosas y gustativas de los ingredientes que hayas utilizado.

Información adicional
Cantidad

50g

CBD

<10%

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Mostrar reseñas en todos los idiomas (1)

Sé el primero en opinar “Infusión de CBD Jengibre y Limón”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *